09:00 - 20:30

Horario atención al público

691 36 66 73 - 968 20 83 45

Teléfonos de contacto

Lferrer@gestioneslegales.es

Respuesta en menos de 24h

Declarado Improcedente un Despido por Notificación Vía Correo Electrónico: Análisis Jurídico

ARTICULO OPINION

El despido de un trabajador constituye uno de los actos más relevantes y sensibles en el ámbito laboral. La correcta forma de notificación del despido es crucial para su validez, y recientes sentencias han puesto de manifiesto la importancia de los medios utilizados para esta comunicación. En este contexto, analizamos un caso reciente en el que un despido fue declarado improcedente debido a que la notificación se realizó exclusivamente por correo electrónico.

Contexto del Caso

En este caso, la empresa notificó al trabajador su despido mediante un correo electrónico. Aunque el correo incluía todos los elementos necesarios de una carta de despido —motivos, fecha de efectividad, indemnización, etc.— el trabajador alegó no haber recibido dicho correo en su momento y, por lo tanto, desconocer la existencia del despido hasta que la empresa tomó acciones en consecuencia.

Análisis Jurídico

Forma de Notificación

La legislación laboral española no establece de manera específica los medios electrónicos como una forma excluyente de notificación de despidos. Según el artículo 55 del Estatuto de los Trabajadores, la comunicación del despido debe hacerse por escrito, especificando los hechos que lo motivan y la fecha de efectividad del mismo. Tradicionalmente, esto se ha interpretado como una carta entregada en mano o enviada por burofax con acuse de recibo.

Jurisprudencia

El Tribunal Supremo ha abordado en varias ocasiones la cuestión de la forma de notificación del despido. En general, se ha sostenido que cualquier medio que garantice la recepción por parte del trabajador puede ser válido. No obstante, la carga de la prueba de que el trabajador ha recibido la notificación recae sobre la empresa. En el caso que nos ocupa, la empresa no pudo demostrar que el trabajador había abierto y leído el correo electrónico.

Consideraciones Tecnológicas y Prácticas

Aunque la tecnología ha avanzado y el correo electrónico es un medio común de comunicación, en el ámbito laboral aún prevalecen los métodos tradicionales para notificaciones de alta relevancia jurídica. Los tribunales tienden a ser conservadores en la interpretación de estas normativas, priorizando la certeza de la recepción del mensaje por parte del destinatario.

Sentencia

El juzgado declaró el despido improcedente basándose en que la empresa no había podido acreditar fehacientemente que el trabajador había recibido la notificación del despido por correo electrónico. Este fallo se alinea con la protección de los derechos del trabajador, asegurando que tenga pleno conocimiento de su situación laboral.

Conclusiones y Recomendaciones

Este caso subraya la necesidad de utilizar métodos de notificación que no solo sean modernos y eficientes, sino que también garanticen la recepción y comprensión por parte del trabajador. Para evitar situaciones similares, se recomienda a las empresas:

  1. Utilizar métodos tradicionales: Como el burofax con acuse de recibo o la entrega en mano con firma de recepción.
  2. Complementar métodos electrónicos: Si se opta por notificaciones electrónicas, estas deben ser complementadas con métodos tradicionales para asegurar la recepción.
  3. Registro de comunicaciones: Mantener un registro detallado de todas las comunicaciones realizadas y los medios utilizados.

En conclusión, mientras la normativa no se actualice explícitamente para contemplar los medios electrónicos como válidos de manera indubitable, las empresas deben seguir prácticas conservadoras para la notificación de despidos. Esto no solo protege los derechos del trabajador, sino que también evita posibles litigios y declaraciones de improcedencia que pueden resultar costosas para la empresa.

Luis Ferrer. Abogado