09:00 - 20:30

Horario atención al público

691 36 66 73 - 968 20 83 45

Teléfonos de contacto

Lferrer@gestioneslegales.es

Respuesta en menos de 24h

La Empresa Puede Retractarse de un Despido Comunicando Durante el Plazo de Preaviso

ARTICULO DE OPINION

En el ámbito laboral, uno de los aspectos que puede generar más incertidumbre tanto para empleadores como para empleados es la posibilidad de retractarse de un despido una vez comunicado. Este artículo tiene como objetivo analizar la viabilidad de esta acción durante el plazo de preaviso, según la normativa vigente en España.

Contexto Legal del Despido en España

La legislación laboral española, en particular el Estatuto de los Trabajadores (ET), regula los procedimientos y derechos relacionados con el despido. Según el artículo 49 del ET, el contrato de trabajo puede extinguirse por voluntad del empresario, ya sea por causas objetivas o disciplinarias. En ambos casos, se exige el cumplimiento de una serie de requisitos formales, entre los que se encuentra el preaviso.

El preaviso es un período durante el cual el empleado sigue prestando sus servicios tras la comunicación del despido, permitiendo al trabajador tiempo para buscar un nuevo empleo y al empleador organizar la transición. Este plazo varía dependiendo de la causa del despido y del convenio colectivo aplicable, aunque suele ser de 15 días en los casos de despido objetivo.

La Retractación del Despido

La cuestión sobre si un empleador puede retractarse de un despido ya comunicado durante el plazo de preaviso no está explícitamente regulada en el Estatuto de los Trabajadores. Sin embargo, la jurisprudencia y la doctrina han ofrecido interpretaciones relevantes al respecto.

Jurisprudencia y Doctrina

La jurisprudencia ha señalado que la retractación del despido puede considerarse válida siempre que se cumplan ciertos requisitos. Entre las sentencias destacadas, encontramos la del Tribunal Supremo (TS) que ha establecido que:

  1. Notificación de la Retractación: El empleador debe comunicar de manera clara y fehaciente al trabajador su decisión de retractarse del despido antes de que finalice el plazo de preaviso.
  2. Aceptación por Parte del Trabajador: La retractación debe ser aceptada por el trabajador. Si el empleado rechaza la retractación, el despido seguirá su curso, dado que no se puede imponer la readmisión contra la voluntad del trabajador.
  3. Buena Fe y Ausencia de Abuso de Derecho: La retractación no debe ser utilizada de manera abusiva o con mala fe. Por ejemplo, no sería admisible retractarse del despido para luego volver a comunicarlo poco tiempo después con el fin de desestabilizar al trabajador.
  4. Derechos del Trabajador: Durante el período de preaviso y hasta que la retractación sea efectiva, el trabajador mantiene todos sus derechos laborales, incluyendo la remuneración y las condiciones de trabajo establecidas en su contrato y el convenio colectivo aplicable.

Procedimiento para la Retractación

En caso de que la empresa decida retractarse del despido, el procedimiento recomendable incluye:

  1. Redacción de una Carta de Retractación: La empresa debe elaborar una carta dirigida al trabajador en la que se especifique claramente la intención de retractarse del despido, los motivos de dicha decisión y las condiciones de la readmisión.
  2. Entrega Formal: Esta carta debe ser entregada al trabajador de manera formal, preferiblemente con acuse de recibo para asegurar que queda constancia de la comunicación.
  3. Negociación de Condiciones: Si es necesario, se pueden negociar con el trabajador las condiciones de la readmisión, especialmente si el empleado ha encontrado otro empleo durante el período de preaviso.
  4. Comunicación al Representante de los Trabajadores: En caso de que existan representantes de los trabajadores, es aconsejable informarles de la situación para mantener la transparencia y cumplir con las obligaciones de información y consulta.

Conclusiones

La retractación de un despido durante el plazo de preaviso es legalmente posible en España, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos y se actúe de buena fe. Es crucial que la empresa notifique de manera clara y fehaciente su decisión al trabajador y que éste acepte la retractación. Además, es fundamental evitar cualquier abuso de derecho y garantizar que se respetan todos los derechos del trabajador durante este proceso.

Este análisis resalta la importancia de un manejo adecuado y respetuoso de las relaciones laborales, promoviendo un entorno de confianza y respeto mutuo entre empleadores y empleados.

Luis Ferrer. Abogado