09:30 - 18:30

Horario atención al público

968 71 20 74 (ext. 3) - 691 36 66 73

Teléfonos de contacto

Lferrer@gestioneslegales.es

Respuesta en menos de 24h

Los empleados de una tienda no pueden ser obligados a enseñar el contenido de sus bolsos en una zona videovigilada

ACTUALIDAD JUDICIAL

Sospechar de robos no es motivo suficiente para acometer un ataque a la intimidad de tal magnitud

Relevante decisión judicial en materia de intimidad de los trabajadores. La Audiencia Nacional ha dictado, en una reciente sentencia, que una empresa no puede controlar las pertenencias personales de sus trabajadores a la salida del trabajo, en una zona de videovigilancia, alegando que existen sospechas de robo tras notar que faltan suministros. La firma no prueba que no fuese posible alcanzar el mencionado control por otras vías menos intrusivas. 

Se trata de una gran cadena de perfumerías en las que fueron detectados déficits de stock y dificultades de control de mercancías, lo que llevó a la empresa a instaurar un protocolo de seguridad respecto a sus empleados.

Además de otras medidas de seguridad, tales como el cierre del almacén o de las taquillas personales de los empleados, la medida impugnada es la revisión de los bolsos, bolsas, mochilas o similar, en el momento de la entrada y salida del personal, en una zona con visibilidad de cámara de videovigilancia. 

Proporcionalidad

Tras exponer la Audiencia la doctrina sobre la adecuación a la legalidad de la instalación de cámaras de videovigilancia, y tras analizar los derechos en conflicto, estima que, en el caso, no se cumple con el juicio de idoneidad, necesidad y proporcionalidad para que quede protegida la intimidad de los trabajadores en sus puestos de trabajo.

La sentencia declara que no concurre causa alguna que justifique la revisión de las pertenencias de los trabajadores con visibilidad de cámara de video vigilancia, porque no constan sospechas o conductas previas de los trabajadores, tratándose de controles preventivos y no reactivos.

Además, argumentan los magistrados que la empresa no prueba que no fuese posible alcanzar de otra forma el fin perseguido.

La revisión de los bolsos con captación de imágenes no es un medio idóneo para conseguir el objetivo propuesto. En este sentido se debe ponderar si la videovigilancia es el medio menos intrusivo, pues debe tener un carácter subsidiario, lo que obliga a la empresa a demostrar que otras medidas de prevención, protección y seguridad han resultado insuficientes.

No basta con la alegación de un genérico «interés legítimo empresarial en proteger su patrimonio y evitar los hurtos» para efectuar un control como el acordado, sin ninguna justificación especifica previa,  subraya la Sala.

Vulneración Intimidad

Pero además de no superarse en el caso el triple prueba de constitucionalidad (idoneidad, necesidad y proporcionalidad), las grabaciones pueden ser visionadas, sin que se conozca por quien, ni si hay un protocolo para este visionado, lo que supone que los encargados de visualizar las imágenes pueden ver todas las pertenencias personales que llevan los trabajadores en sus bolsos o mochilas, vulnerando su derecho fundamental a la intimidad sin justificación alguna.

Por todo ello, la Audiencia anula la decisión empresarial en virtud de la cual, diariamente los empleados de la tienda deben mostrar el contenido de sus bolsos, bolsas, mochilas o similar en el momento de la salida, porque supone una intromisión ilegítima en el derecho a la intimidad de los trabajadores contrario a los principios de proporcionalidad e intervención mínima y que no tiene justificación en el interés empresarial al no constar sospechas o conductas previas de los trabajadores que hiciera necesario este control de los bolsos.

Fuente de la noticia: «www.noticias.juridicas.com»